Duriel Club de Vinos y Gourmet trabaja para crear un mundo de experiencias, sensaciones y emociones.
Consejos de vino y maridaje
ADIÓS AL PROTOCOLO, BIENVENIDA LA FRESCURA
Para muchos es un “sacrilegio” llevar al vino a temperaturas muy bajas y peor aún si se le agregan cubitos de hielo, pero lo cierto es que es una “irreverencia” que cada día toma más auge no sólo en los jóvenes, pues se puede asegurar que tiene adeptos en todas las generaciones.
ADIÓS AL PROTOCOLO, BIENVENIDA LA FRESCURA
El vino sigue siendo un tema serio y de expertos, en climas cálidos o en territorios donde disfrutamos del verano, la temperatura empieza a ser discutida y no por eso le resta la importancia que ha conseguido en siglos.

La experiencia es un tanto diferente, es un concepto renovado que no se aleja del mundo del vino y sus encantos, por el contrario, se vive intensamente y es ideal para compartir con amigos, una tarde calurosa o una noche en compañía de comida sencilla.

Estas combinaciones son una forma de rescatar esos vinos que por efectos del tiempo y el clima fueron perdiendo su estructura, pero que aún pueden ser un buen acompañante.

COCTELES MIMOSA:
Combinación de champagne, espumante o cava, con zumo de naranja, una buena propuesta que tiene versiones llamativas e interesantes, una de ellas es la de congelar el zumo cítrico y luego agregarlo a la copa convertido en cubitos. Allí el juego de las burbujas y el cristal del hielo hacen de este coctel una experiencia fascinante, ideal para degustar a mediodía, pues ayuda a recibir el día con alegría, teniendo en cuenta que la burbuja traduce un poco celebración y felicidad.

TINTO DE VERANO:
Este coctel se está ganando un espacio bien merecido, se ha vuelto más popular, pues se puede consumir a cualquier hora del día y no tiene un protocolo a seguir. Es una bebida de amigos y para compartir. Se trata de un vino tinto mezclado con una bebida gaseosa blanca o de limón con hielo.

CALIMOCHO:
Es una versión menos conocida, pero que en los jóvenes está ganando aceptación, por su sabor dulce y sumamente agradable. Se trata de la mezcla de vino tinto con una bebida cola y cubitos de hielo.

REBUJITO:
Esta opción se puede preparar con mucha frecuencia si se toman de casa esos vinos blancos que evolucionan fácilmente en climas cálidos y que al mezclarlos con soda o con una bebida gaseosa cítrica, crean una sensación diferente que al probarlo ofrece una sensación similar a degustar una fruta verde.
Es una alternativa refrescante y que ayuda a aprovechar esos vinos que antes sólo eran dejados para “inventar” una salsa en la cocina.

ROSITO:
Cuando el vino rosado empieza a perder sus propiedades, se torna un poco rojizo, entonces es el momento de no dejarlo perder y preparar con soda o gaseosa, igual de refrescante y delicioso que los anteriores.

SANGRÍA:
Es tal vez la primera o más conocida combinación de vino, la cual requiere un poco más de tiempo y dedicación, se dio como una idea de verano, originalmente con naranjas, pero después se fueron añadiendo todo tipo de frutas estivales, creando otras experiencias.

Una vez roto el protocolo de ponerle hielo al vino, surgen mil formas para degustarlo, obviamente sin perder su verdadera esencia, que se conserva para los más acérrimos defensores y para quienes quieren adentrarse en ese maravilloso mundo que combina tradición y buen gusto.








Síguenos >
Bodega Club Duriel - Tienda de Vinos Online | clubduriel@gmail.com - Telf: 622 370 517 - Condiciones de venta - Protección de datos
Neuron Soluciones