Duriel Club de Vinos y Gourmet trabaja para crear un mundo de experiencias, sensaciones y emociones.
Consejos de vino y maridaje
DECANTACIÓN
Manual de Vinos
DECANTACIÓN
Es frecuente escuchar en el ambiente de los vinos, la necesidad o no de decantar los vinos y esto nos debe hacer pensar ¿Realmente es necesario decantar los vinos antes de beberlos? ¿Es necesario decantar todos los vinos? y de no ser así, ¿Cuáles vinos y cuándo deben ser decantados?

•Debemos recordar que la mayoría de los vinos están listos para ser consumidos directamente desde sus respectivas botellas sin necesidad de mayores diligencias. Pero no podemos negar que la decantación de un vino es uno de los eventos más llamativos en el ritual enológico y convierte al anfitrión en el centro de atención de todos sus invitados y si es en un restaurante, todas las mesas estarán pendientes de lo que en ese momento está haciendo nuestro sommelier. Todos coincidimos en que es una ceremonia llena de delicadeza, parsimonia, teatralidad y algo de suspenso.

•La decantación en términos llanos consiste en trasvasar el vino de una botella a otro recipiente preferiblemente de cristal transparente llamado decantador, con la intención de que mejore en sus atributos visuales, olfativos, gustativos y táctiles.

•Los vinos deben ser decantados por varias razones: Cuando un vino lleva varios años en su botella y tiene sedimentos (posos); para facilitar la aireación u oxigenación especialmente de los vinos jóvenes “cerrados” o de los vinos envejecidos con mucho tanino; y porque un vino de calidad servido en un fino decantador de cristal impresiona a los invitados.

•La formación de posos es un fenómeno natural en los vinos tintos. Es uno de los signos de envejecimiento y tras un período de varios años de permanecer en botella, sus componentes disueltos se irán precipitando. Esto explica por qué el vino tinto pierde color y astringencia a medida que envejece. Estas partículas sólidas no son peligrosas, pero la sensación táctil que dan en la boca es desagradable además del pésimo aspecto de una copa llena de bruscas.

•El otro motivo para decantar un vino es el de hacerlo respirar y conseguir así que se aprecie mejor. Por regla general los vinos con más cuerpo, los que muestran colores muy oscuros y poca intensidad olfativa, mejoran con la aireación. Esto también se aplica a los vinos jóvenes de alta calidad o vinos recién embotellados.

•Y por último, es necesario decantar aquellos vinos que, después de abrir la botella, desprenden cualquier olor extraño. Suelen ser olores a asfixiado o cerrado lo que se suele observar en el caso de vinos viejos que han estado mucho tiempo en la botella en ausencia de oxígeno.

•Independientemente de la razón por la que usted decida decantar un vino, debe cumplir con las formalidades exigidas a fin de que el evento le salga bordado. Pero antes de comenzar le aconsejo que primero practique con botellas rellenas con agua y cuando ya tenga la técnica dominada, exhíbase ante sus invitados y disfrute de un buen vino decantado.

La decantación, paso a paso

1. Como norma, conviene abrir la botella y decantar el vino 30 minutos antes de beberlo.

2. Si el vino es un tinto añejo, sería prudente poner las botellas de pie durante 12 a 24 horas antes de ser decantado. Esto permite que los posos se sedimenten en el fondo de las botellas y de esa forma sería menos arriesgado el decante.

3. Seguidamente corte y retire el gollete de la botella y saque el corcho con cuidado para no agitar el vino.

4. Luego limpie la boca de la botella con una servilleta pequeña para quitar los depósitos de moho u óxido que pudieran haberse formado con el tiempo.

5. A continuación debe “envinar” el decantador, es decir, mojar sus paredes internas con ese u otro vino a fin de que se produzcan las piernas o lágrimas que permitirán el mejor deslizamiento del vino a decantar, y porque permite eliminar los posibles olores que conserve el decantador (detergente, humedad, etc.) Este vino debe ser descartado escurriendo el recipiente.

Importante durante el proceso de decatación

• El lugar destinado para la decantación debe estar bien iluminado a fin de poder ver lo que se está haciendo y especialmente para evitar que los posos pasen al decantador.

• Encienda una vela y vea el vino a través de su luz.

• El vino se trasvasa muy despacio de la botella al decantador, manteniendo la botella inclinada para que el líquido se deslice por la pared y no caiga bruscamente en el fondo del recipiente formando burbujas, hasta ver las primeras partículas sólidas en el cuello de la botella. En ese momento se termina la decantación.

• Es preferible perder el poco vino que quedó en la botella, antes de estropear lo que con tanto esfuerzo preparó.

• Una vez concluida la ceremonia, llegó el momento de servir el vino. La separación del sedimento y la intensa oxigenación, que han tenido lugar durante el proceso de decantación, resaltan las cualidades del vino y todo su aroma. No se arrepentirá del esfuerzo realizado.

Desde Duriel Club de vinos recomendamos decantar:

Los vinos que pueden mejorar con una decantación son los blancos con cuerpo como los Chardonnay envejecidos en roble, los vinos tintos del Priorato, las Grandes Reservas de la Ribera del Duero, los vinos de Burdeos y de otras zonas vitivinicultoras que elaboren vinos con cepas de Cabernet Sauvignon y Merlot.

Vinos recomendados por Duriel Club de vinos y gourmet


PRADOREY GRAN RESERVA 2004

VIÑA PEDROSA GRAN RESERVA 2005

FAUSTINO I GRAN RESERVA 2000


Síguenos >
Bodega Club Duriel - Tienda de Vinos Online | clubduriel@gmail.com - Telf: 622 370 517 - Condiciones de venta - Protección de datos
Neuron Soluciones