Duriel Club de Vinos y Gourmet trabaja para crear un mundo de experiencias, sensaciones y emociones.
Consejos de vino y maridaje
PROTOCOLO
El mantel: cómo vestir la mesa
PROTOCOLO
Es muy recomendable utilizarlo junto con un bajo-mantel o muletón por varias razones: nos ayudará a evitar que el mantel resbale, protegerá la mesa de comidas calientes, evitará humedades en caso que se derrame algún líquido, protegerá la mesa de golpes y evitará ruidos durante el servicio. El muletón o bajo-mantel en ningún caso deber ser mayor que el mantel ya que no debe sobresalir y tampoco debe ser muy grueso, para que no haga efecto acolchado.

El mantel siempre debe cubrir la mesa al completo pero nunca llegar hasta el suelo. Por lo general, debería colgar, como mucho, un tercio de la distancia que haya entre la mesa y el suelo. Por supuesto, tampoco deberá quedar corto dejando al descubierto el muletón ni al "ras" de la mesa.

El mantel debería conjuntarse con la mayor parte de elementos que componen la mesa (vajilla, adornos, etc.). Otro aspecto que se debe tener en cuenta es que la tela del mantel debe extenderse y estar centrado para que caiga por todos los lados de la mesa de igual manera.

El color más utilizado y elegante es el blanco o en su defecto colores pasteles y suaves como por ejemplo el color marfil. En determinadas ocasiones, como Navidad, se pueden utilizar manteles con diversos motivos referentes a la fecha. En estas ocasiones, las servilletas deberán ir a juego con el mantel, o al menos ir conjuntadas con el mismo.

Lo habitual es que las servilletas se coloquen a la derecha del plato, aunque en algunos libros de protocolo también las sitúan a la izquierda. Nunca se deberían colocar encima del plato, aunque también se hace. Las servilletas son un elemento imprescindible en toda buena mesa. Debemos contar con servilletas de recambio para poder cambiarlas a lo largo de la comida en caso que las primeras se ensucien demasiado. El tamaño más utilizado es de 50 x 60 cm. Normalmente se doblan en triángulo o de rectángulo y se dejan a la izquierda del plato. Los doblados artísticos solo están permitidos en fiestas familiares o muy informales. Y nunca deberíamos meterlas dentro de las copas, salvo en las ocasiones poco formales.


Tipos de manteles aconsejables según la ocasión:

Elegantes: Para vestir elegantemente la mesa del comedor, el mantel blanco, de lino o algodón, es el indicado. Y para completar, servilletas haciendo juego. Cuando se coloca, hay que cuidar que la caída sea igual en los cuatro lados.

Sencillos: Si la idea es una comida al aire libre, en un club, río, etc, la tela estampada nos otorgará la sencillez y calidez que necesitamos.

Alegres: Para los muebles de jardín lo ideal es un mantel suelto y servilletas muy alegres con colores vivos. Será una mesa acogedora y fresca.

Exclusivos: El cuadriculado y servilletas lisas combinando con el mantel es una perfecta opción alegre e informal. El algodón liviano se adapta muy bien a la mayoría de comedores y cocinas.

Doble mantel: En el caso que queramos vestir una mesa con manteles superpuestos hay que tener en cuenta que la tela de abajo debe tener cuerpo y movimiento, mientras que en la de arriba una bonita terminación acabaría de componer esta mesa.


Duriel Club de vinos y gourmet recomienda selección mensual de Mayo




Habla del Silencio





Síguenos >
Bodega Club Duriel - Tienda de Vinos Online | clubduriel@gmail.com - Telf: 622 370 517 - Condiciones de venta - Protección de datos
Neuron Soluciones